Traidor

Traidor
Evitando el ablande.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Poema con putos

Decir "gay” es de puto.
Decir “puto” es de puto caliente
con otro puto más joven
un sábado a la madrugada
en un telo.


Decir "gay” es de puto
que vive con la mamá
a los cuarenta
enamorado de su gata
y secretamente puto.


El gay es un tapado
que sueña con casarse
vestida de blanco
y usar delantal para hacer los fideos
el lunes al mediodía.

Decir “marica” es de puto viejo
que lee los versos de Federico
y odia a los curas que lo educaron
y busca trolos por Avenida de Mayo
o toma café en Babieca.


Pronunciar “trolo” con voz alegre
es de puto amanerado
del ambiente del teatro.
Pepito Cibrián pronuncia “trooolo”
con acento musical.


Decir “trolo” con desprecio
es de mina setentista
más o menos zurda y gorila
cuyo límite moral
es la homosexualidad ajena.


"Loca" es de travesti,
que es un puto pero con más rollo.


Un auténtico puto dice “puto”
al que se lo clava,
y un auténtico macho dice “puto”
mientras se clava a un puto.


Argentina no es “gay friendly”.
Argentina es un país de putos.
Somos todos putos.
De tan machos
somos todos putos.


Como dijo un puto:
“El mundo se hizo puto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada